• diciembre
  • "Carlos Rivero inaugura una exposición en la que ha pintado sus cuadros con distintos niveles de alcohol en sangre" ’
  • "LEAL.LAV" ’
  • "Programación cultural" ’

miércoles, 25 de junio de 2014

Delirium y Abubukaka presentan en el Teatro Leal su hilarante versión de ‘El enfermo imaginario’



Las compañías Delirium Teatro y Abubukaka, dos de los grupos escénicos más aplaudidos y prestigiosos del Archipiélago, presentan en el Teatro Leal de La Laguna su hilarante versión de una de las comedias más brillantes de Molière y del teatro clásico francés: El enfermo imaginario. Las funciones, promovidas por el Organismo Autónomo de Actividades Musicales (OAAM) del Ayuntamiento de La Laguna, tendrán lugar este jueves y el viernes a partir de las 21:00 horas.

La obra, con dirección de Severiano García, ha sido representada con enorme éxito en todo el Archipiélago y acaba de exhibirse en el 25 Festival Internacional de Teatro Clásico de Cáceres, donde ha cosechado críticas entusiastas que hablan de “cientos de divertidos gags, que despertaron una trepidante hilaridad” y “una muy cerrada ovación” por parte del “numeroso público” (El Periódico de Extremadura). La obra ha sido seleccionada además para participar en la próxima edición del prestigioso Festival de Teatro Clásico de Almagro.

Hacía tiempo que Abubukaka y Delirium Teatro deseaban compartir un proyecto. El reto consistía en fusionar de una manera enriquecedora el lenguaje de ambas compañías. En El enfermo imaginario han encontrado la comedia idónea para hacerlo, una sátira de la sociedad burguesa del siglo XVII y una crítica feroz a la medicina de la época y, por extensión, a la vanidad de la ciencia. También es el retrato genial de un hipocondríaco, que teme a los médicos más que a la propia enfermedad y que protagoniza algunos de los momentos más absurdos y divertidos del teatro clásico.

Esta pieza brilla en la parte más cómica del celebérrimo autor, en la que la burla contra la pedantería de los médicos de su tiempo tiene forma de sátira y, al mismo tiempo, hace un retrato maníaco aprensivo, de su protagonista, Argán, empeñado en estar enfermo a pesar de su buena salud. La obra va más allá de la caricatura para alcanzar el disparate y el absurdo, ya que también el amor, la intriga y los enredos familiares juegan un papel importante en este texto.

0 comentarios :

Di lo que piensas...