• diciembre
  • "Carlos Rivero inaugura una exposición en la que ha pintado sus cuadros con distintos niveles de alcohol en sangre" ’
  • "LEAL.LAV" ’
  • "Programación cultural" ’

miércoles, 1 de octubre de 2014

Ópera en el Teatro Leal de La Laguna, por Rosa Díaz Mayo


La Asociación de Amigos del Teatro Leal, que preside Montserrat Villavecchia, presentó la segunda edición de un proyecto de ópera dirigido a un público joven, con un elenco artístico que inicia su carrera profesional. Un verdadero "de tú a tú", que pretende acercar el género a un nuevo público de una forma innovadora.

El espectáculo contó con un guión ad hoc y dirección escénica, de José Ignacio Almenar; dirección musical de la soprano Raquel Lojendio y la pianista Concepción Reyes; las voces de las sopranos Tairuma Méndez Uviedo, las hermanas Almudena y Desiree López Jal-Ladi, Mª José Torres Trujillo, Alicia Jerez Cabrera, el bajo Néstor Suárez Alonso y los tenores Pedro Noel Pérez Jerónimo y Salvador Ortega Jiménez. La interpretación instrumental corrió a cargo de un cuarteto de músicos constituido por la pianista Concepción Reyes, el violinista Marcos Depetris, el viola Brett Kronewitter y el cellista Miguel Jaubert. El aparato escénico contó con decorados de Rocío Ugarte y Javier de la Rosa.

Un proyecto innovador

José Ignacio Almenar, director de Burka Teatro, en calidad de director escénico, aportó un gran trabajo al proyecto de ópera con un libreto que hilvana de una forma encomiable, arias representativas del género operístico del siglo XIX, para dar lugar a una nueva historia llena de frescura.

La trama da cita a algunos de los personajes operísticos más afamados, como son el dueto de Violetta y Alfredo de La Traviata de Verdi, y Rodolfo y Mimí de La Bohème de Puccini. Tal como marcan los preceptos de esa época, los enredos amorosos de los personajes principales soportan la acción dramática, se entremezclan con los personajes secundarios y el desenlace es feliz. Pero en este caso no se trata de un guión al uso, sino que además, se enriquece el argumento con guiños constantes a diferentes aspectos culturales, históricos, artísticos y filosóficos.

Almenar muestra una gran maestría al dar cabida a todos esas referencias históricas, en una trama llena de chispa y humor, que igualmente aborda temas de actualidad como el sexo, la mujer objeto y la homosexualidad, entre otros. Una estupenda labor.

Voces canarias con futuro prometedor

Los cantantes, todos en la etapa inicial de su carrera profesional, hicieron una magnífica demostración artística, y mostraron grandes dotes vocales al abordar un repertorio de arias muy exigentes técnicamente. Destacaron las interpretaciones de Almudena López Jal-Ladi con un repertorio de coloratura de autores como Offenbach, Bellini y Délibes, abordadas exquisitamente tanto en lo técnico como en lo expresivo; Tairuma Méndez Uviedo en la interpretación a solo del papel de Mimí y el dúo con el tenor Pedro Noel Pérez, en los que mostró un timbre precioso y gran capacidad vocal que augura un buen futuro. Desirèe López Jal-Ladi, se suma al elenco de sopranos con grandes posibilidades para enfrentarse también a un repertorio muy exigente, de soprano lírico-spinto, en el papel de Violetta de La Traviata, en el que lució afinación y dominio técnico, además de su natural color de voz, de gran belleza. La soprano María José Torres Trujillo, muestra de dulzura y expresión vocal, además dejó ver un buen bagaje técnico y teatral en el escenario, con una muy buena interpretación del repertorio de Verdi, y Alicia Jerez Cabrera que abordó con solvencia a Bellini.

A las cinco sopranos, acompañaron en el reparto, el bajo Néstor Suárez Alonso, con un repertorio de Rossini y Bellini, interpretado con gusto, afinación y muy expresivo, a lo que sumó un buen trabajo teatral; el tenor Pedro Noel Pérez Jerónimo, con un gran potencial vocal que pudo lucir en el papel de Rodolfo, y el tenor Salvador Ortega Jiménez con una entrega completa en su última interpretación en el papel de Alfredo.

Este reparto vocal de jóvenes promesas de la lírica canaria, se vio apoyado con la experiencia consolidada de los músicos, quienes abordaron la escritura orquestal del programa en versión cuarteto con sapiencia. Mostraron naturalidad y soltura para abordar el programa, además de la flexibilidad pertinente que requiere un argumento conformado por diferentes estilos musicales y el papel de acompañantes, en un reparto vocal numeroso y dispar.  

Objetivo cumplido

El proyecto Conoce la ópera Vive la ópera, con un género en entredicho hoy, llegó a un público que supo valorar la labor de cada uno de los que formaron parte del mismo. En esta segunda edición se ha consolidado el trabajo musical y pedagógico que, la soprano Raquel Lojendio y la cantera de voces canarias, comenzaron tres años atrás.

Esperamos que este inicio de proyecto, aún tímido en su segunda edición, continúe su andadura y crezca en cada propuesta.


0 comentarios :

Di lo que piensas...