• septiembre
  • "Carlos Rivero inaugura una exposición en la que ha pintado sus cuadros con distintos niveles de alcohol en sangre" ’
  • "LEAL.LAV" ’
  • "Agenda Cultural" ’

lunes, 1 de agosto de 2016

“Conoce la Ópera, Vive la Ópera” concitó una gran expectación en el Teatro Leal.


La Laguna acogió el proyecto divulgativo y pedagógico, guiado por la maestría del tenor Celso Albelo y la soprano Raquel Lojendio.
Rosa Díaz-Mayo
El pasado día 30 de julio, se presentó la cuarta edición de Conoce la Ópera, vive la Ópera, una iniciativa que cobra vida cada año, gracias a la Asociación de Amigos del Teatro Leal y su promotora y alma del proyecto Montserrat Villavecchia. En esta ocasión, han contado con la colaboración de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de La Laguna, el Organismo Autónomo de Actividades Musicales (OAAM), la Fundación CajaCanarias y el Corte Inglés, para llevar a cabo un proyecto divulgativo de carácter pedagógico, cuyo objetivo es dar a conocer la ópera a través de jóvenes intérpretes y estudiantes de canto.
Tras exigentes sesiones de trabajo con los reconocidos cantantes, Celso Albelo y Raquel Lojendio, los participantes seleccionados ofrecieron un espectáculo cuyo guion y dirección escénica corrió a cargo de José Ignacio Almenar. El repertorio operístico aunó obras de gran nivel y exigencia vocal, que fueron abordadas por los intérpretes Desirée López Jal-Ladi, Dafne Oramas García, Néstor Sánchez Galván, David Garravé Pont, María Candelaria Hernández Cabrera, Beatriz Rodríguez Siverio, Pedro Noel Pérez Jerónimo, Alicia Jerez Cabrera, María José Torres Trujillo, Marcos Antonio de Armas Pérez, Noelia Guidi, Salvador Ortega Jiménez, Gregorio Díaz y Almudena López Jal-Ladi, bajo la dirección musical y el versado acompañamiento pianístico de Mara Jaubert y Conchi Reyes, la ducha interpretación de Miguel Jaubert al violonchelo, y la colaboración de Eugenia Jaubert al violín, en el inicio de su andadura profesional.
La buena recepción que obtuvo el espectáculo, tanto por el número de asistentes como por el calor con el que se recibió, junto a la destacada calidad de las voces de todos los participantes, dan muestra de que Tenerife es cuna de canto y la ópera late con fuerza en pleno siglo XXI. El objetivo divulgativo-pedagógico del proyecto, se consiguió sin lugar a dudas, al acometer un conjunto de obras, de gran exigencia técnica, que representan desde la época dorada del bel canto italiano, con obras de Donizetti y Bellini, pasando por el realismo de Verdi, el verismo de Puccini, así como otras propuestas operísticas que bebieron de estos grandes compositores, como son la de Cilea y Boito, hasta el estilo más desenfadado del singspiel, o la ópera bufa de Mozart.
La variada procedencia y estilos de los fragmentos seleccionados, respondía a las aptitudes y cualidades vocales de los cantantes, quienes mostraron sus mejores dotes en los diferentes papeles que interpretaron en versión concierto. La lograda presentación y distribución espacial, sorprendió al público desde los rincones menos esperados, lo que jugó a favor del carácter ecléctico del espectáculo. Pese a la exigencia vocal del programa, podría decirse que la idoneidad del repertorio respecto a las facultades vocales y dramáticas de cada uno, sumó desde el punto de vista artístico y pedagógico. De este modo, destacó en su intervención al final del acto, Almudena Lopez Jal-Ladi, en la interpretación de Regnava nel silenzio de la ópera Lucia de lammemmor de Donizetti, con una expresiva coloratura, fluidez idiomática y una voz de excelente calidad y resonancia. La obra Ah, non credea…Ah, non giunge, extraída de una de las obras más relevantes del bel canto italiano, La Sonnambula de Bellini, fue abordada en línea de la obra precedente, por Desirée López Jal-Ladi, luciendo esta en técnica florida y coloratura. Bajo la estética mozartiana, María José Torres Trujillo se distinguió por una magnífica técnica vocal con Vorrei spiegarvi, oh Dio!, aria de concierto compuesta por Mozart para la ópera Il curioso indiscreto de Pasquale Anfossi. La soprano, a su vez, hizo verosímil el papel, destacando los momentos en los que confesaba << Mi corazón no puede arder por quien querría amor de parte mía>>, y adecuándose con soltura a los cambios de tempo y carácter de la partitura, al solicitar al amado que << se marche, corra, escape lejos de mi! […] me confunde si se queda>>; una brillante interpretación y caracterización.
La destacada chispa vocal e interpretativa, de María Candelaria Hernández Cabrera, cantando desde un palco con plumero en mano, Welche Wonne Welche lust, de la ópera El rapto del serrallo de Mozart, enfatizó su bonita voz, muy timbrada y cuidada técnicamente, que el público supo apreciar por la buena interpretación global. De igual factura, muy conveniente a las aptitudes vocales y expresivas de Noelia Guidi, resultó Donde lieta, de la La Bohème de Puccini. El personaje que encarnó Guidi, acuerda con su amado que permanecerán juntos hasta la llegada de la primavera, para después separarse; esta dualidad amor – sufrimiento, pudo sentirse en cada frase melódica, a través de un voz estupenda y una buena interpretación. De la misma ópera, el repertorio incluyó el aria Quando men vo, esta vez a cargo de Dafne Oramas García, quien defendió el papel con soltura y buena voz.
Donizetti es un autor que ofrece en sus composiciones una expresión muy lírica y pasional. Estos aspectos los supo aprovechar por una parte, Marcos Antonio de Armas Pérez, al abordar Tombe degli avi miei de la ópera Lucía de Lammemmor, con una creciente capacidad expresiva que supo hacerse con el público al final del aria; y Gregorio Díaz, con Una furtiva lágrima de la ópera L’elisir d’amore, quien ofreció una preciosa y muy sentida versión de la obra. La interpretación de Il lamento de Federico de la ópera  L’Arlesiana  de Cilea, llevada a cabo por Néstor Sánchez Galván, pisó bien las tablas al representar uno de los momentos culmen de la caracterización de todo el evento, al encarnar el papel con mucha fuerza y expresión, sumido en su faceta más desgarradora, y luciendo buenas cualidades vocales.
La intensidad vocal que demanda el aria Recondita armonía de la ópera Tosca de Puccini, fue abordada con soltura por parte de Salvador Ortega Jiménez. Al igual, Pedro Noel Pérez se hizo cargo de introducir un estilo diferenciado con Giunto sul passo estremo, de la ópera Mefistófeles de Boito, que acometió con uniformidad y control vocal.
Chi il bel sogno di Doretta de la ópera La Rondine de Puccini, es una obra de repertorio de soprano, aunque la ópera en sí, no suele ser programada con asiduidad. En esta ocasión fue interpretada por Alicia Jerez Cabrera, quien ganó confianza al final del aria, ofreciendo al público un desenlace evocador. El papel de la enamorada engañada, que trae a la memoria el nombre del amado, tuvo su momento en escena con la interpretación de Caro nome de la ópera Rigoletto de Verdi, por parte de Beatriz Rodríguez Siverio. La prudencia y la fe de la enamorada confiada, resolvió musicalmente con una recatada y recogida expresión vocal por parte de la cantante, haciendo gala de dinámicas suaves. Por su parte, David Garravé Pont, supo extraer el carácter melancólico y afligido de E lucevan le stelle de la ópera Tosca de Puccini.
El final de la ópera interpretando el Brindisi de La Traviata de Verdi, agrupó a todos los cantantes en un fin de fiesta feliz, tanto por la celebración implícita en esta partitura, como por los resultados individuales obtenidos a lo largo del espectáculo. La experiencia de los más veteranos, la técnica de los más formados, la capacidad expresiva de aquellos que despuntan en caracterización, la espontaneidad de los más jóvenes y resueltos junto al asentamiento de los más experimentados, todo ello, se dio cita en un proyecto musical cuyo repertorio era tan dispar como sus componentes, y de este modo, el contraste y variedad, fueron la clave del éxito del evento en su conjunto.

1 comentarios :

Miguel Ponferrada

Me alegra haya sido todo un éxito. El Maestro Celso Albelo y todos los participantes, además de la íopera, lo merecen. Bravooo!!! Que continúen en años sucesivos...

Di lo que piensas...